sábado, 7 de marzo de 2009

Madres y Abuelas de Plaza de Mayo.



















Y si de homenajear a la mujer se trata cómo no hacerlo con ellas, las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, ellas son mis heroínas, son mi ejemplo, son mis referentes. Ellas, llevando como única arma sus derechos de madres y abuelas en la defensa de la libertad de sus hijos, recorrieron despachos públicos, cuarteles, iglesias, reclamando la aparación con vida de sus hijos y nietos que la despiadada tiranía de los años 70 desplegó en nuestra Argentina. Ellas, distinguiéndose solamente con sus blancos pañuelos grabados con los nombres de sus hijos desaparecidos, recorrían semana tras semana la Plaza de Mayo, esa Plaza que hoy es suya, porque se la ganaron con el derecho que les dan treinta años de lucha llevando como bandera solamente su maternidad y su abuelazgo en defensa de la recuperación con vida de sus hijos y nietos; en medio de una sociedad dormida por el miedo, una sociedad cobarde que no movió un solo dedo para ayudarlas. Sin embargo, aunque no hayan encontrado a todos sus hijos con vida, han recuperado a muchos de sus nietos que los secuaces de los tiranos secuestraban y hacían suyos en medio de una vida de mentira. Ellas, merecen mucho más que este pequeño espacio, merecen que la sociedad argentina nunca olvide su lucha y la continúe, merecen un reconocimiento a nivel internacional, que ya de alguna manera les ha llegado, merecen que le sigamos diciendo con todo nuestro amor: ¡MADRES Y ABUELAS DE LA PLAZA, EL PUEBLO LAS ABRAZA!!!!!






2 comentarios:

  1. Hermoso ejemplo de militancia femenina.
    Gracias, hermanita mía.

    ResponderEliminar
  2. Gracias hermanoamigo y compañero.

    ResponderEliminar